Anatomía

Cuando empiezas a estudiar anatomía, la gente que te rodea cambia.

Sus articulaciones se hacen más visibles, sus músculos y masas se hacen palpables a la vista. Ver a la gente esperar, caminar, cruzar la calle resulta una lección continua.

Te descubres nuevas partes de tu cuerpo, identificas huesos, músculos y movimientos que antes habían pasado desapercibidos. Actos como ir a la piscina o al gimnasio se transforman en clases magistrales impartidas por desconocidos.

Realmente ellos no cambia, eres tú. Que te haces más sensible a los conocimientos. Atiendes a tu postura corporal, te emociona ve a alguien correr por la ciudad y no puedes evitar curiosear imaginando los cuerpos que te rodean.

IMG_9285

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Contacta en:

    Calle PINZONES 36. c.p 41008 -SEVILLA- aporiaespaciocreativo@gmail.com